Muchas son las opciones a la hora de que nuestra puerta o ventana sea automática. La elección depende de varios factores: del espacio que tenemos para la apertura, del material que elijamos e incluso la estética  que buscamos.

Para ello, es aconsejable saber las medidas exactas de todo lo que rodea a la puerta o al vano que vamos a llenar con ella y aclara bien cuál es el uso: frecuencia, para qué se usa, materiales de alrededor, etc.

Existen cierres enrollables, motores pensados exclusivamente para puertas batientes, correderas (ideales para cuando no hay ángulo que permita la apertura batiente) o abatibles, para puertas de techo, para puertas de garaje con cremallera, otros que detectan la luz y se ponen en funcionamiento cuando ésta se enciende o se apaga, con mando a distancia o sin él…


Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted